Ahora que llevamos la hora en la muñeca o el teléfono móvil, pocas veces levantamos la vista hacia los relojes públicos de la ciudad. Casi todos parados o a deshora, por otra parte. Pero hubo un tiempo en el que fueron una referencia indispensable para la vida diaria de los ferrolanos. El que está en la fachada de la iglesia de Dolores fue uno de ellos. Ahora que está oculto bajo los andamios, nos preguntamos… ¿cuál fue el primero?

En las guías turísticas de Ferrol dice que el de la Puerta del Dique fue el primer reloj público de la ciudad, aunque tampoco consta -o no la hemos encontrado- fecha concreta. El actual, con cuatro esferas en los cuatro lados de la torre, se colocó en 1857 en sustitución del anterior, que tenía una única esfera en la fachada principal. No hay noticia de cuándo se colocó el antiguo, aunque podría situarse en torno al año 1770, cuando se construyó la Puerta del Dique.

San Julián, por su parte, se inauguró en 1772 sin reloj. El que tiene se instaló en 1813 y es un reloj construido por el ingeniero ferrolano Andrés Antelo Lamas para el Hospital de Marina, que ese año se trasladó a la iglesia principal del barrio de A Magdalena.

En cuanto a la iglesia de Dolores, comenzó a construirse en 1771 y según las crónicas, en 1782 se trasladó a su interior la Virgen de Dolores, pese a que no estaba terminada ni por fuera ni por dentro. Sin embargo, las torres de la fachada en las que se instaló el reloj no se construyeron hasta el siglo XIX, durante el largo período en el que permaneció cerrado el templo y sometido a remodelación por los problemas que presentaba. Así que todo apunta a que comenzó a dar las horas más o menos cuando lo hizo también el de San Julián, en el XIX.

La S y el clavo

Fijémonos ahora en la otra torre de la fachada de la iglesia de Dolores. En una esfera simétrica a la del reloj aparece el símbolo de la S y el clavo, que significa los “esclavos de María” y que hizo suyo la Orden de los Servitas. Fue esta una congregación que se fundó en Florencia en el año 1233 y que se constituyó en Ferrol en 1750, en la primitiva iglesia de San Julián ante la imagen de la Virgen de Dolores. Los servitas se trasladaron a la iglesia de Dolores con su Virgen y están en el origen de la actual Cofradía de Dolores.

El símbolo de la S y el clavo está actualmente en las túnicas y otros elementos del Tercio del Cristo Yacente.

Para saber más sobre la historia del templo, sugerimos visitar la web de la Cofradía de Dolores, donde ofrecen una amplia información sobre el tema: http://www.cofradiadedolores.org/resena-historica/

 

 

*GAL

Agora que levamos a hora na boneca ou o teléfono móbil, poucas veces levantamos a vista cara aos reloxos públicos da cidade. Case todos parados ou a deshora, por outra banda. Pero houbo un tempo no que foron unha referencia indispensable para a vida diaria dos ferroláns. O que está na fachada da igrexa de Dolores foi un deles. Agora que está oculto baixo as estadas, preguntámonos… cal foi o primeiro?

Nas guías turísticas de Ferrol di que o da Porta do Dique foi o primeiro reloxo público da cidade, aínda que tampouco consta -ou non a atopamos- data concreta. O actual, con catro esferas nos catro lados da torre, colocouse en 1857 en substitución do anterior, que tiña unha única esfera na fachada principal. Non hai noticia de cando se colocou o antigo, aínda que podería situarse en torno ao ano 1770, cando se construíu a Porta do Dique.

San Julián, pola súa banda, inaugurouse en 1772 sen reloxo. O que ten instalouse en 1813 e é un reloxo construído polo enxeñeiro ferrolán Andrés Antelo Lamas para o Hospital de Mariña, que ese ano se trasladou á igrexa principal do barrio da Magdalena.

En canto á igrexa de Dolores, comezou a construírse en 1771 e segundo as crónicas, en 1782 trasladouse ao seu interior a Virxe de Dolores, a pesar de que non estaba terminada nin por fóra nin por dentro. Con todo, as torres da fachada nas que se instalou o reloxo non se construíron ata o século XIX, durante o longo período no que permaneceu pechado o templo e sometido a remodelación polos problemas que presentaba. Así que todo apunta a que comezou a dar as horas máis ou menos cando o fixo tamén o de San Julián, no XIX.

S e cravo

Fixádevos agora na outra torre da fachada da igrexa de Dores. Nunha esfera simétrica á do reloxo aparece o símbolo da S e o cravo, que significa os “escravos de María” e que fixo seu a Orde dos Servitas. Foi esta unha congregación que se fundou en Florencia no ano 1233 e que se constituíu en Ferrol en 1750, na primitiva igrexa de San Julián #ante a imaxe da Virxe de Dores. Os servitas trasladáronse á igrexa de Dores coa súa Virxe e están na orixe da actual Confraría de Dolores.

O símbolo da S e o cravo está actualmente nas túnicas e outros elementos do Terzo do Cristo Yacente.

Para saber máis sobre a historia do templo, suxerimos visitar a web da Confraría de Dores, onde ofrecen unha ampla información sobre o tema: http://www.cofradiadedolores.org/resena- historica/