La Cofradía de las Angustias cerró ayer la recogida “telemática” de donativos para el refugio Pardo de Atín con una recaudación de 5.575 euros en la cuenta bancaria de la Fundación del Santo Hospital de Caridad. La hermandad quiere expresar su gratitud a todas las personas que contribuyeron un año más, en estas particulares circunstancias, a esta llamada a la solidaridad. Los fondos se destinan, como siempre, al sostenimiento del Refugio Pardo de Atín, donde desde el comienzo de esta crisis sanitaria están confinadas 40 personas sin hogar.

Según informó la Cofradía de las Angustias, cuando las disposiciones de las autoridades lo permitan se hará una jornada de recogida de limosnas en el Santuario de Esteiro. Se llevará entonces a los pies de la Virgen de las Angustias la arqueta de madera que la hermandad donó al Santo Hospital de Caridad y que permanece a lo largo del año en el vestíbulo del centro sanitario. Desde hace 64 años la Cofradía lleva cada Sábado Santo esta arqueta a su santuario y hace una recogida de donativos, a cambio de una flor, a lo largo de toda la jornada. En la procesión de la Caridad y el Silencio, la única que se celebra en la ciudad ese día, va también la arqueta llevada por dos cofrades y al regreso al santuario, por la noche, tiene lugar la tradicional ceremonia de la recogida de los fondos.

La Cofradía se adaptó a las actuales circunstancias para no faltar al compromiso con el Refugio Pardo de Atín, manteniendo desde el 11 al 30 de abril la recogida de fondos a través de la cuenta del Santo Hospital de Caridad. No obstante, las personas que no pudieron hacer la transferencia bancaria y que quieren colaborar tendrán próximamente la oportunidad de hacerlo.

 

*GAL

A Confraría das Angustias pechou onte a recollida “telemática” de donativos para o refuxio Pardo de Atín cunha recadación de 5.575 euros na conta bancaria da Fundación do Santo Hospital de Caridade. A irmandade quere expresar a súa gratitude a todas as persoas que contribuiron un ano máis, nestas particulares circunstancias, a esta chamada á solidaridade. Os fondos destínanse, como sempre, ao sostemento do Refuxio Pardo de Atín, onde desde o comezo desta crise sanitaria están confinadas 40 persoas sen fogar.

Segundo informou a Confraría das Angustias, cando as disposicións das autoridades o permitan farase unha xornada de recollida de esmola no Santuario de Esteiro. Levarase entón aos pés da Virxe das Angustias a arqueta de madeira que a irmandade doou ao Santo Hospital de Caridade e que permanece ao longo do ano no vestíbulo do centro sanitario. Desde hai 64 anos, a Confraría leva cada Sábado Santo esta arqueta ao seu santuario e fai unha recollida de donativos, a cambio dunha flor, ao longo de toda a xornada. Na procesión da Caridade e o Silencio, a única que se celebra na cidade ese día, vai tamén a arqueta levada por dous confrares e ao regreso ao santuario ten lugar a tradicional ceremonia da entrega do recadado.

A Confraría adaptouse ás actuais circunstancias e non faltou ao compromiso co Refuxio Pardo de Atín, mantendo desde o 11 ao 30 de abril a recollida de fondos a través de ingresos na conta do Santo Hospital de Caridade. Porén, as persoas que non puideron facer a transferencia bancaria e que queren colaborar terán proximamente a oportunidade de facelo.